TARJETAS DE RESIDENCIA (Green cards) Y EXENCIONES

Residencia Permanente Legal

Las personas que desean vivir y trabajar permanentemente en los Estados Unidos pueden hacerlo solicitando el estatus de residencia permanente (LPR) (tambien conocido como “green card”) Dicha solicitud se puede hacer de varias maneras, pero las leyes que rigen estos procesos son complicadas e incluyen muchas reglas y excepciones. Por tal motivo, la consulta con un abogado de inmigración experimentado es fundamental para evitar problemas.

 

En terminos generales, las personas que tienen familiares con ciudadanos o residentes permanentes en los Estados Unidos y que han ingresado al país de manera legal con una visa pueden ser elegibles para postular directamente con el servicio de inmigración en un proceso llamado “ajuste de estatus.” Aquellos que entraron sin inspección (es decir, sin permiso) generalmente no son elegibles para cambiar el estado a menos que estén sujetos a excepciones específicas. Sin embargo, es possible que puedan solicitar una visa de inmigrante en el consulado de EEUU en su país de origen. Las personas en procedimientos de deportación pueden solicitar el ajuste de estado ante el juez de inmigracion o pueden solicitar permiso para postular a una visa en el extranjero sin ser deportados.

 

Las solicitudes de residencia permanente legal se basan en peticiones presentadas por miembros de la familia que tienen estatus legal en los EE.UU. Hay dos tipos de peticiones familiares:peticiones de familiares directos y peticiones que se encuentran dentro de las categorías de preferencia. Las peticiones familiares inmediatas son presentadas por ciudadanos estadounidenses para sus padres (si el solicitante ciudadano es mayor de 21 años), sus hijos (si sus hijos no ciudadanos son menores de 21 años) y sus cónyuges. Una petición de familiar directo concede al beneficiario de la petición el derecho inmediato de solicitar la residencia permanente legal.

 

Las peticiones de categoría de preferencia no conceden un derecho inmediato de solicitar el estado y se retrasan, a veces por muchos años. Estas peticiones entran en las siguientes cuatro categorías:

  • Primera preferencia: Peticiones presentadas por ciudadanos estadounidenses para sus hijos adultos solteros (mayores de 21 años)

  • Segunda preferencia: Peticiones presentadas por residentes permanentes legales para sus cónyuges e hijos solteros.

  • Tercera preferencia: Peticiones presentadas por sus hijos adultos casados (mayores de 21 años)

  • Cuarta preferencia: Peticiones presentadas por ciudadanos estadounidenses para sus hermanos.

Para las personas que son beneficiarias de las peticiones de categoría de preferencia, obtener el estatus de residente permanente legal puede ser complicado. La fecha en que se present la petición se conoce como “fecha de prioridad”y no se puede presenter una solicitud de residencia hasta que la fecha de prioridad sea “vigente”. Para determiner si su fecha de prioridad es vigente, debe revisar el boletín de visa que publica el Departamento de Estado cada mes. Las personas que tienen peticiones presentadas en o antes del 30 de abril de 2001 tienen mayores posibilidades de solicitar la residencia permanente legal en los Estados Unidos porque están protegidas por una ley que ya no está en vigencia.

Cecily tiene una amplia experiencia representando individuos en solicitudes de residencia legal. Ella ha representado con éxito a solicitantes homosexualeelegibles y transgénero, personas que tienes condenas penales, individuos que fueron detenidos en la frontera y que regresaron a su país de origen, y aquellos que han mentido sobre su identidad o nacionalidad a funcionarios de inmigración. Incluso los casos aparentemente sin esperanza a veces se pueden ganar. Si cree que puede estar apto para solicitar la residencia permanente, o si desea saber cuáles son sus opciones, comuníquese hoy con nuestra oficina para una consulta.

© 2020 by RootMigration, PC. All rights reserved.

*Attorney Advertising. This website is designed for general information only.

The information presented at this site should not be construed to be formal legal advice nor the formation of a lawyer/client relationship.